¿HE VUELTO? NUEVO RELATO

Juegos, pasatiempos, ocio, entretenimientos...

Moderadores: Ultimo Mohicano, Emecé

Responder
tab
Tímido
Tímido
Mensajes: 64
Registrado: 17 Ene 2008 19:40

#1 ¿HE VUELTO? NUEVO RELATO

Mensaje por tab » 15 Sep 2016 19:11

Hola a tod@s...

me presento, aunque mi nick en este foro es tab, alguno igual me conoce por sulaco, aquel tio que escribia cuentos en los foros de motos.
hace muchos años de aquello, recuerdo lo bien que lo pasaba viendo como spauser y otros en otros foros os lo hacian pasar mal mientras iban colgando los capitulos con cuentagotas.
dije que volveria, pero por una u otra razon el tiempo paso y no lo hice.
ahora tengo una buena razon para volver, le he prometido a un amigo que tiene que pasar un mes encerrado en una habitacion de hospital que le iba a hacer un cuento, y os necesito.
ya no soy el mismo que tenia la cabeza llena de pajaritos y al que le salian las palabras como si tal cosa.
por eso os pido todos vuestros animos y apoyo, a ver si consigo hacer algo decente que pueda entretener y haceros olvidar la rutina por un rato.
lo empece ayer y lo ire colgando segun lo vaya escribiendo, sin trucos.
no os corteis y comentar y criticar todo lo que os parezca adecuado, cuento con vosotr@s.

sulaco.
  • 1
    Entré tan enchufado en la curva del puente que para cuando mi cerebro asimilo lo que mis ojos veían ya lo había cruzado, ¿había una persona cruzando la barandilla hacia el vacío? Enderecé la moto y clavé los frenos, tras unos buenos latigazos de protesta por parte de mi montura logre detenerme sin peligro en el arcén y tras asegurarme de que no venía tráfico en ninguno de los dos sentidos metí primera e hice un cambio de sentido acelerando de nuevo hacia el puente.
    En efecto, una persona cubierta con un chubasquero blanco con la capucha puesta permanecía en la parte exterior del puente, balanceándose una y otra vez hacia delante y hacia atrás, sujeta con las dos manos a la espalda de la barandilla de acero gris, no soy un lince, pero mientras me acercaba me dio la sensación de que estaba valorando seriamente la posibilidad de arrojarse al fondo del barranco.
    Desaceleré, metí punto muerto y deje correr la moto hasta una distancia que considere prudencial, quería que me viese llegar, pero no intimidarle y que aquel colgado saltase por mi culpa. Detuve el motor y le di al pause del reproductor de música del GPS, al momento “offshore” de chicane dejo de sonar en mi cabeza, lastima, me encanta esta canción.
    El colgado que resultó ser una colgada una vez que se giró hacia mí y pude ver su cara, tenía una expresión triste pero decidida, me quité el casco y permanecimos durante un buen rato mirándonos a los ojos, ella, sin dejar de balancearse.
    Era muy joven, demasiado para siquiera pensar en hacer lo que parecía que quería hacer.
    -¿vas a tirarte?-rompí el silencio.
    -vete a la mi*rda…-respondió.
    Me tome unos segundos, no quería precipitar las cosas, al fin y al cabo sabía perfectamente en mis carnes por lo que estaba pasando aquella cría, no hace mucho tiempo era yo el que asomaba por un puente parecido a este, y aun no sé por qué no salté, solo ahora sé que tome la decisión correcta, pero en aquel instante… que fácil hubiera sido saltar y que todo acabase.
    -no lo hagas, no merece la pena, lo se…-dije tranquilo mientras me bajaba de la moto y estiraba las piernas.
    Ella no contestó pero seguía mirándome, rebusque en la chaqueta hasta encontrar el paquete de tabaco y me encendí un cigarrillo, le ofrecí.
    Negó con la cabeza sin cesar sus balanceos.
    -¿sabes lo que se siente cuando montas una moto por primera vez…?-pregunté.
    -y que coñ* me importa eso.-dijo furiosa.
    -¿has visto a los ac/dc en directo con tus amigos?- seguí insistiendo.
    Me miró como si fuese gilipo**as, pero dejo de balancearse.
    -¿has hecho el amor?-salté sin tiempo para que tuviese tiempo a pensar.
    -¿eres un pu*o pervertido de mi*rda?-dijo ella asustada por primera vez.
    -para nada- la tranquilicé- solo quería ponerte algún ejemplo de lo que te vas a perder como saltes.
    -y que más te da que salte o que no, ni siquiera me conoces…
    -tienes toda la razón, me la suda, si hubiese pasado por aquí cinco minutos antes o después no te hubiese visto, y sería tan feliz, lo que pasa es que he pasado justo ahora y aunque te juro que no pienso intervenir en tus planes, creo que tengo la obligación de por lo menos ofrecerte otro punto de vista, no debería decirte esto, pero yo también estuve a punto de saltar de un puente hace tiempo y no me arrepiento de no haberlo hecho, al contrario, doy gracias a Dios todos los días por seguir aquí.
    -te lo estas inventando…-me acusó.
    Negué con un gesto y me acerqué hasta la barandilla, como a un metro y pico de donde ella estaba.
    -no te acerques más…- me amenazo.
    No la hice caso y me asomé al precipicio, silbé.
    -vaya ostia, de aquí no fallas, seguro, como dice la camiseta de un colega, un buen suicidio es irrepetible.
    Sonrió.
    -¿Quién eres?- me preguntó.
    Me encogí de hombros.
    -¿Por qué quieres salvarme?
    -no te equivoques guapa, como te he dicho, no pienso intervenir, solo estamos charlando, si quieres tirarte no voy a ser quien te lo impida.
    -¿entonces?-pregunto descolocada.
    -no sé porque estás pensando en suicidarte pero me imagino que tendrás alguna buena razón para ello, esto no tiene vuelta atrás ¿sabes? Simplemente aprovecho que aún no lo has hecho para poder decirte que a mí me paso algo parecido y que yo decidí no hacerlo, seguramente sería el camino más fácil, pero ¿te puedes hacer una idea de todo lo que te vas a perder si saltas?¿cuantos años tienes?
    No me respondió, pero se agarró con más fuerza a la barandilla. Dejé que se tomara su tiempo.
    -¿Qué te paso…?-me preguntó cohibida.
    -no nos conocemos lo suficiente, guapa.
    Torció el gesto.
    -yo no te he preguntado tus motivos, dejémoslo así, en empate- la guiñe un ojo.
    -mi vida es una mi*rda…-dijo medio llorando.
    -no hace falta que me cuentes nada, pero por favor pásate al otro lado de la barandilla, no vaya a ser que te resbales o venga una ráfaga de viento y te vayas para abajo sin querer.
    Se lo pensó un rato.
    -¿le contaras a alguien…?
    -yo no he visto nada- la interrumpí.
    Antes de que se lo pensase mejor alargue el brazo y la ayude a saltar la barandilla.
    Cuando estuvo sobre el asfalto se me abrazo como una lapa y se pegó una buena llorera, le deje tranquila mientras me acababa el cigarro, la buena acción del día estaba hecha.
    -venga, te llevo a casa-dije por fin.
    -en la moto…pero si no tengo casco.
    Empecé a reírme.
    -ibas a tirarte de un puente y ahora te preocupas de no llevar casco…
    Se rio también.
    -anda vamos –la señale la moto – y por favor… ni se te ocurra tirarte en marcha ¿me entiendes?
    Afirmó con la cabeza.
    Tras preguntarla donde quería que la llevase me puse el casco y arranqué, hice el trayecto a buen ritmo, notaba como se agarraba con fuerza a mi cuerpo, quería que se acordará de la primera vez que montó en moto durante la que esperaba que fuera toda una larga vida.
    La deje en la entrada de un pequeño pueblo a unos tres kilómetros del puente, no quería que nadie nos viera y le hiciera preguntas, tras prometerme que todo había sido una locura pasajera y que no volvería a hacerlo la deje marchar, la creí, su cara no mentía.
    Espere mientras caminaba por la carretera a buen paso, mientras trasteaba de nuevo con el GPS para volver a escuchar música ella se volvió y se despidió agitando la mano con una sonrisa, le devolví el saludo y arranqué, por los altavoces interiores del casco sonaron los primeros compases de “fear of the dark” de los Maiden, mientras la moto ganaba velocidad se me paso por la cabeza que ni siquiera sabía el nombre de aquella chica, ¡qué cosas!

    2

    Lo de aquella extraña me había jod*d*, no solo una estupenda tarde de curvas , también revolvió algo dentro de mis tripas que llevaba tiempo sin molestarme, así que emprendí el camino de vuelta a casa a ritmo más que tranquilo porque la verdad tenía la cabeza en otro lado. Llegue a casa, un pequeño adosado en la afueras, lo compré solo porque tenía un garaje adecuado a mis necesidades, metí la moto dentro y detuve el motor, pero me quedé un buen rato sentado sin bajarme mientras escuchaba música y mi cabeza daba vueltas hasta que escuche una estrofa de “oigo música” de mclan que decía algo así como busco una canción para sobrevivir…para poder seguir… que razón tenían, me espabilé de golpe y me baje por fin de la moto, la subí al caballete y detuve la música al sacar la llave del contacto. Seguí tarareando mientras me quitaba los guantes y el casco, los deje donde primero pillé y entré en casa. Deje la cafetera en marcha mientras me duchaba y me cambiaba de ropa, me puse un pantalón de chándal y una camiseta descolorida de barricada, este sábado no salía, no estaba de humor, puse una mala escusa en el wasap de los colegas y me tomé el café en silencio sentado en la cocina.
    Más tarde cene una pizza congelada y vi sin ganas una peli en la tele, acabo casi a la una de la mañana, pero no tenía sueño, para nada, me temo que hoy tocaba otra noche en blanco, estuve tentado de tomarme una de aquellas pastillas que me recetó hace tiempo el psicólogo, pero además de que me atontaban demasiado, seguro que llevaban caducadas mucho tiempo, así que, plan b, botella de Jack daniel´s, paquete de tabaco, mp3 y al jardín.
    Las dos primeras copas fueron rápidas, como la música que puse, pero a medida que el alcohol y los recuerdos empezaron a hacer efecto volví a los viejos clásicos que siempre me acompañaron en los malos tiempos, “otra noche más” de leize, “no se bien porque” de barricada, “estoy solo” “la locura” “esta noche acabare con ella” “la vela se apaga” ”anoche dije adiós” de los parabellum…que buenos esos cabr*nes, la vez que los vi en directo en las fiestas de un pueblo fue un antes y después en mi proceso de recuperación, recuerdo la apatía que sentía cuando fui poco menos que obligado por los amigos a las fiestas de aquel pueblo, recuerdo hablar poco y beber mucho, recuerdo empezar a oírlos y que había una chica que hacia mimo actuando con ellos, buena música muy buena, buena performance y mucho alcohol…
    No recordaba cuanto hacia que no lo pasaba bien.
    Hoy sin embargo, no estaba siendo una noche como aquella, seguí bebiendo hasta caer dormido, afortunadamente no tuve malos sueños.

    3
    Un año después.

    Para mi treinta y dos cumpleaños decidí regalarme una ktm 1290 súper adventure, porque yo lo valgo, y porque dentro de tres meses si Dios quiere nos vamos los colegas de viaje a los Alpes, así que, en esta preciosa mañana de domingo de principios de junio y tras haberme levantado sin gota de resaca de la noche anterior, decidí que era un crimen dejar en el garaje parada aquella máquina.
    Un paseíto hasta la estación de servicio, deposito lleno, un buen desayuno en la cafetería y un cigarrito al sol, el disco completo “loca pasión “ de los leize en el GPS y toda la carretera por delante, hay días que empiezan bien.
    No sé cómo mi ruta me llevo de nuevo a pasar por aquel puente, reduje la velocidad, por un momento espere verla otra vez colgada de la barandilla, fue como un deja-vu, pero no, no había nadie en el puente, aunque eso no era del todo cierto, como pasé muy despacio, pude ver que algo brillante ondeaba al viento atado a la barandilla, la curiosidad me pudo, no lo puedo negar, así que acabé parando.
    No había vuelto a pasar por allí desde aquel día, recuerdo que al principio seguí un poco las noticias y la prensa local por si aquella chica cambio de opinión y acabó tirándose por el puente, pero no salió nada así que supongo que sigue adelante como puede con sus vida y sus problemas, como todos, supongo.
    Lo que colgaba era una funda de plástico roja atada a un cable de freno de bicicleta que tenía un papel dentro, tenía cinta aislante por todos los bordes para evitar que entrase el agua, no sé cómo, pero supe que era para mí.
    Me quite el casco y los guantes y lo abrí, dentro, unas pequeñas líneas escritas.

    Hola
    Esto es para ti, como no se tu nombre te llamaré mi ángel de la guarda, soy quien tú ya sabes, tenías razón, me hubiera perdido un montón de cosas, quiero verte, estaré aquí todos los sábados a las cinco de la tarde, no me falles.

    Vaya…menuda sorpresa, me alegre de que siguiese en el reino de los vivos, pero no tenía muy claro querer volver a verla, por su culpa, el año pasado tuve una recaída y lo pase mal un tiempo, aunque siendo sincero, la pobre no tenía culpa de nada, y en el fondo me picaba la curiosidad, a quien no, de acuerdo, nos veríamos el próximo sábado.

    La semana pasó muy despacio, al principio no lo quise reconocer, pero la verdad es que según se acercaba el sábado me ponía más nervioso, me costaba dormir por las noches y las ocho horas en el curro se me hacían eternas, menos mal que por fin había llegado el día.
    Comí con mis padres en la ciudad y les dije a los colegas que no podía salir, espero que no se les ocurra ir por aquella zona hoy precisamente, pero no me atreví a decirles la verdad, como sabían de mis asuntos se preocupaban por mí, y no tenía ganas de dar explicaciones.
    Necesitaba relajarme así que emprendí el camino hacia el lugar de la cita escuchando “you´re my world” de Satriani.
    El relax duro poco, entre los nervios, la montura que tenía entre las piernas y el buen asfalto no pude si no exprimir el motor y llegué al puente como unos diez minutos antes, detuve la moto en el lugar donde aún colgaba el plástico rojo y espere su llegada mientras sonaba “Thinking Of You”.
    En el fondo lo deseaba, pero sabía que solo era una fantasía, me imagine viéndola aparecer montada en una moto, paranoias mías, cuando a lo lejos apareció una kawa ER-6N verde y comenzó a desacelerar a mí se me aceleró el corazón.
    Cuando se detuvo a mi lado y al levantarse la pantalla tintada del shoei reconocí aquellos ojos sonreí, hay que jod*rs* con la niña esta.
    Cuando nos despojamos de los cascos y los guantes nos quedamos unos segundos mirándonos, sin atrevernos a abrir la boca, resulto un poco embarazoso.
    No la recordaba tan mona, la única vez que la vi, estaba tapada completamente por el chubasquero, apenas recuerdo su rostro pálido y carente de toda emoción, ahora sin embargo, con unos vaqueros icon de kevlar ajustados, una chupa dainese entallada, el pelo negro largo al viento y con una enorme sonrisa en su rostro sin maquillar dudaba incluso que fuera la misma chica, me pregunté cuántos años tendría, no creo que pasase de los veinte.
    -ya empezaba a dudar que vendrías…-rompió el hielo.
    -ya ves…-dije estúpidamente.
    Ella se acercó y me abrazó, me quede tieso sin saber cómo reaccionar, por fin le devolví el abrazo y al cabo de dos segundos me separé de ella un poco azorado.
    -es el quinto sábado que vengo, empezaba a dudar de mi ángel de la guarda, por cierto ¿Cómo te llamas? Yo Eva- extendió la mano a modo de saludo.
    -Roberto, pero prefiero que me digan Rober a secas…-solté a trompicones.
    -estas muy serio…-torció el gesto- ¿es que no te alegras de verme?
    No supe que decir, esperaba encontrarme con alguien con más problemas que yo, no con una preciosa chiquilla llena de vida como Eva, no sé qué esperaba de todo esto, pero tenía la sensación de que no había sido una buena idea acudir a la cita, me entraron ganas de salir de allí pitando, incluso notaba que me estaba empezando costar respirar con normalidad.
    -¿te encuentras bien?-se preocupó.
    -si… es solo que…- se me atragantaban las palabras.
    Por la cara que puso me debía estar viendo a un marciano en vez de a una persona normal.
    -igual no ha sido buena idea hacer esto- se excusó- si quieres me voy…-
    Venga ya Rober, me dije a mi mismo, no seas imbéc*l y actúa como una persona normal por lo que más quieras, no quedes como un estúpido delante de ella, me exigí.
    -perdona…-logre arrancar- no es culpa tuya, me alegro mucho de verte, en serio, llevo toda la semana esperándolo, no estaba preparado, te recordaba de otra manera, verte así tan bien, ha sido la ostia, me has dejado fuera de combate.
    No sé si tenía mucho sentido aquel batiburrillo que la acababa de soltar, pero parecer ser que sí, ya que dio un pequeño suspiro y volvió a sonreír.
    -vamos, que te he impresionado…
    -mucho, en serio, déjame que me encienda un cigarro para que se me pase el subidón.
    -¿Por qué no vamos a algún sitio a tomar algo y nos quitamos de en medio del este puente? Me trae malos recuerdos.
    Asentí, así tenía tiempo para calmarme un poco.
    -¿conoces algún sitio tranquilo?-preguntó mientras empezaba a ponerse el casco.
    -claro, sígueme, a unos diez minutos hay un sitio muy majo.
    Nos pusimos en marcha, como supuse que no sería muy rápida marqué un ritmo tranquilo, el corto viaje logro que recuperase la compostura.

    -4-

    La lleve a un hostal de carretera que era parada obligada para los moteros de la zona, tenía un pequeño jardín en la parte trasera y se podía dejar la moto aparcada justo en frente del mismo para no perderla de vista. El dueño en sus tiempos mozos fue de los nuestros y siempre nos trataba bien, como hacía mucho que no nos veíamos charlamos unos minutos mientras nos servía los cafés.
    Nos sentamos en una mesa, junto a un par de grupos de moteros, nos saludamos como es debido y de nuevo me vi solo frente a Eva.
    Me encendí por fin un cigarro aún sin abrir la boca.
    -por donde empiezo…- dijo ella- tenia tantas ganas de hablar contigo…he pensado tanto tiempo en ello y la verdad es que me esperaba algo más de buen rollo por tu parte, me he llevado un buen chasco…
    - lo siento de veras…-me excuse- te aseguro que aunque no lo he demostrado verte hoy es de las mejores cosas que me han pasado en mucho tiempo….en serio.
    -pues no me lo ha parecido- se quejó.
    Levanté las manos a modo de disculpa.
    -qué te parece si empezamos de cero, porque no me cuentas todo lo que querías decirme, me muero de ganas por escuchar tu historia.
    -¿estás seguro…?-preguntó poco convencida.
    -por favor, adelante…-la animé.
    -vale pero por mucho que insistas no pienso decirte porque intenté tirarme del puente, ahora que lo he meditado me parece una autentica estupidez y me da vergüenza que nadie lo sepa.
    -sin problema.-dije yo.
    -aquella noche en mi casa no pude dormir, si no hubieses aparecido podría haber muerto por una tontería, no sé qué se pasó por la cabeza para hacer aquella estupidez, pero te aseguro que en aquel momento tenía bien claro que iba a saltar, así que una vez más y de todo corazón te agradezco que parases y me hiciese cambiar de idea.
    Asentí agradeciendo sus palabras.
    -bueno el caso es que lo que me dijiste me hizo pensar mucho aquella noche…
    -no fue nada…cualquiera hubiese dicho o hecho cualquier cosa para evitar que saltases.
    -no me interrumpas por favor…-me cortó- para mí tampoco es fácil contar todo esto.
    Me disculpe con un gesto y la anime a seguir con otro.
    -vale, el caso es que como tu decías aún me faltaban muchas cosas por vivir y experimentar así que me propuse a mí misma dar un giro radical a mi vida y empezar a pensar un poco más en mi misma.
    Apagué el cigarrillo y di un sorbo a mi café.
    -como ya has visto, ya se lo que siente al conducir una moto por primera vez, no he visto en directo a los ac/dc porque no me van, pero en cambio estuve en el tomorrowland de Rio este año…y sí, he hecho el amor…y una cuantas veces por cierto…-dijo con sonrisa pícara.
    No pude evitar reírme con ganas e incluso la aplaudí.
    -me alegro mucho por ti…-dije sinceramente.
    -y he hecho un montón de cosas más que me apetecían, ¿y sabes? pienso seguir haciéndolo.
    -esa es la actitud- la apoyé- ojala yo me aplicase un poco el cuento.
    - y una de las cosas que más me apetece ahora es conocerte mejor, al fin y al cabo si estamos hablando es por ti…
    -¿conocerme mejor…?-me asusté.
    -sí, de momento solo sé que te llamas Roberto, Rober perdona, quiero saber más sobre ti, además, parece que el que anda un poco perdido ahora eres tú.
    -no sé si es una buena idea…-me defendí.
    -a mí me parece co*onuda, venga ya no seas bobo, todos necesitamos alguien con quien contar y poder hablar…
    -tengo amigos…-seguí a la defensiva.
    -claro, como todo el mundo, pero ¿le has contado a alguien lo que paso aquel día?
    -te dije que aquello quedaba entre tú y yo…
    -lo sé, pero incluso yo he acabado contándoselo a alguien, si tu no lo has hecho es porque realmente no tienes nadie especial a quien poder confiar ese tipo de cosas.
    Tocado.
    -¿y bien…?-me retó.
    -no sé si quiero hacerlo- respondí tras pensármelo unos segundos.
    -pues piénsatelo, me gustaría conocerte mejor, en serio, pero tampoco quiero perder mi tiempo en causas perdidas, así que tu dirás...-lanzó el guante.
    -dame tiempo…-le rogué.
    Estuvo pensándoselo un rato sin dejar de mirarme a los ojos.
    -el sábado que viene a las cinco aquí mismo, si no apareces ya sabré tu respuesta.
    jod*r que presión, estaba dejándome enredar por una chiquilla, me sentí realmente estúpido.
    -no va a poder ser, el sábado que viene tenemos una ruta de día completo los colegas, ya he quedado.
    -¿Cuándo te viene bien?-me encerró.
    Tras un silencio tenso respondí.
    -mira, si quieres podemos quedar el viernes en mi casa, es el único sitio donde realmente me siento cómodo, te invito a cenar, solo para charlar que quede claro…
    -¿crees que quiero ligar contigo…?-se rio de mí.
    -realmente no sé lo que quieres de mí…- reconocí.
    -solo bromeaba…no te pongas a la defensiva- aclaró.
    -me lo estas poniendo muy difícil, empiezo a arrepentirme de haber parado aquel día…
    Se enfadó mucho, creí que se iba a largar.
    -¡era broma…!-aclare´ rápidamente – me estás dando mucha caña.
    -no vuelvas a bromear con eso-me advirtió seria.
    -lo siento… ¿Qué me dices? ¿Aceptas mi invitación?- traté de reconducir el asunto.
    -déjame tu número, me lo pensaré esta semana.
    -hecho, dame el tuyo.
    -ni lo sueñes. –contesto radical.

    5
    De vuelta a casa no paré de llamarme idiota a mí mismo durante todo el camino, ¿cómo podía ser tan imbéc*l? ¿Qué necesidad tenía de complicarme la vida? Con lo fácil que hubiese sido decirle a Eva que no quería saber nada y asunto arreglado… está claro que no aprendo ni a tiros.
    Esa noche salí con los colegas, estábamos tomando unas copas y de repente al verlos me pregunté si realmente podría confiarle a alguno de ellos mis más oscuros pensamientos, la respuesta estaba muy clara, ni de coña.
    Solo había una persona con la que llegue a tener la suficiente confianza para hacerlo, pero hacía años que no había vuelto a cruzar una palabra con ella y putas ganas que tenia de volver a hacerlo.
    El domingo me lo pasé ocupado en mis otras obligaciones, las que nadie conocía y las que más dinero me daban, estuve tan ocupado que logre olvidarme de mis paranoias, ojala todos los días fueran así.
    Me fui a dormir pronto ya que esta semana tenia turno de mañana, logre conciliar el sueño pensando en que si la cosa seguía como hasta ahora, dentro de no mucho tiempo, se acabarían los madrugones.
    No hace falta que diga que me pasé la semana pendiente del pu*o móvil, no sé qué me acojonaba más, que Eva diera señales de vida o no.
    Llevaba ya largo tiempo encerrado en mí mismo, una coraza perfecta que hasta hoy permanecía intacta, ¿Quería dejar que se agrietase? ¿Que alguien pueda hurgar en su interior? No lo tenía claro, quizás el de arriba fue quien puso a Eva en mi camino y no al revés, ¡quién sabe! El caso es que por una cosa o la otra no tengo un pu*o rato en paz.
    El miércoles tomé una decisión, si ella venia el viernes le contaría todo lo que quisiese saber aunque no sé si después querría volver a saber algo de mí, y si no venía, pues mejor, que coñ*.
    El jueves me llego un wasap suyo pidiéndome la ubicación de mi casa, mi*rda.
Última edición por tab el 17 Sep 2016 08:39, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
suzukijavivstrom
V.I.P.
V.I.P.
Mensajes: 1360
Registrado: 13 Oct 2015 15:12
Ubicación: Alicante

#2 Re: ¿HE VUELTO? NUEVO RELATO

Mensaje por suzukijavivstrom » 15 Sep 2016 19:50

[quote
...Tocado.
-¿y bien…?-me retó.
-no sé si quiero hacerlo- respondí tras pensármelo unos segundos.
-pues piénsatelo, me gustaría conocerte mejor, en serio, pero tampoco quiero perder mi tiempo en cusas perdidas, así que tu dirás...-lanzó el guante.
-dame tiempo…-le rogué.[/quote]

Hola compañero, encantado de leerte.

El relato me ha parecido magnífico, pero tiene un defecto..., no termina. :grin: O igual termina así, porque mi hija, que es escritora novel, me pasa cada relato que me deja "descolocao total". Pero sinceramente, me ha gustado mucho. :clapping:

V'sss & :drinks:
V'sss & birras para tod@s.

Si te gustan las motos, nunca serás demasiado viejo para tener una.

DL650 K4 "SUZY"

Avatar de Usuario
p2cientos
Pesao
Pesao
Mensajes: 323
Registrado: 28 Ene 2016 08:55

#3 Re: ¿HE VUELTO? NUEVO RELATO

Mensaje por p2cientos » 15 Sep 2016 21:49

Pues me apunto a seguir tu relato, me tienes encandilao

I'm ready!!!
en la vida ten un ten con ten

Avatar de Usuario
Jozemari
Conocido
Conocido
Mensajes: 195
Registrado: 10 Feb 2016 18:58

#4 Re: ¿HE VUELTO? NUEVO RELATO

Mensaje por Jozemari » 16 Sep 2016 12:24

Me encanta la lectura.
Seguiré este hilo con hambre de conocimiento.
Gracias por hacernos los ratos tan amenos.


Enviado desde mi Redmi 3 mediante Tapatalk

tab
Tímido
Tímido
Mensajes: 64
Registrado: 17 Ene 2008 19:40

#5 Re: ¿HE VUELTO? NUEVO RELATO

Mensaje por tab » 16 Sep 2016 22:47

buenas de nuevo, seguimos con otro capitulo...espero que os guste. V´sssss


No había preparado nada porque a estas alturas creía que Eva no se iba a presentar, hoy ya era demasiado tarde para hacer compras y tampoco sabía que cocinar, no era uno de mis fuertes, apurado como estaba, decidí llamar a mama, seguro que ella me echaría un cable.
Tras hablar con ella más de veinte minutos por teléfono, tenía resuelto el problema de la cena, ella me prepararía una de sus estupendas lasañas de carne y algo para picar, además se pasaría por mi casa mañana mientras yo trabajaba y me haría un poco de orden y limpieza, para una vez que quedaba con una chica para cenar no iba a consentir que se espantase por una casa hecha un desastre, como sabía que era imposible hacerla cambiar de opinión, la deje hacer, la casa estaba en relativo buen estado, yo me ocupaba de que así fuera, pero si mi madre se quedaba más tranquila dándole su toque personal, pues adelante.
Dormí bien, la verdad es que me alegraba de que Eva hubiese querido venir, no me venía mal conocer gente nueva, ya que a parte del grupo de amigos que salíamos en moto, algún tío del curro y por supuesto mis padres, no me relacionaba con nadie.
Cuando Salí del curro a las dos en punto como un clavo, cogí el coche y me dirigí al híper de las afueras, tenía que comprar algo de postre y las bebidas, seguramente a esas horas no habría mucha gente y podría hacerlo en un pis pas.
Cuando llegué a casa poco antes de las tres y media me la encontré como los chorros del oro, nada como una madre, sobre la encimera de la cocina tenía la comida que me había preparado y una nota para recalentarla sin echarla a perder, deje mis bolsas de la compra al lado de aquellos manjares y piqué lo primero que pille de la nevera, tenía que ducharme y afeitarme estar listo cuanto antes, Eva no dijo a qué hora iba a venir.
Subí al piso de arriba del adosado y encendí el viejo equipo de música que tenía en mi estudio, me gustaba escuchar música mientras me acicalaba, era un viejo ritual. Elegí entre la pila de vinilos viejos el “dancing undercover” de los Ratt, pase un terciopelo por la cara A y lo puse en el plato, baje la aguja y cerré la tapa, tras unos segundos oyendo el crujido de los surcos vacíos las música empezó a sonar, subí el volumen hasta que los cristales empezaban a vibrar y lo baje un pelín, así estaba perfecto, ya podía ducharme.

-6-
Se presentó sobre las ocho y media en un Toyota yaris blanco, la vi aparcar justo delante de mi casa ya que llevaba casi una hora pegado a la ventana esperándola. Vestía vaqueros y una camiseta de manga larga blanca con un estampado muy colorido, luego sacó una americana de chica de tela del asiento de atrás, cerró el coche con el mando a distancia y se dirigió a mi puerta, estaba preciosa, me dio un brinco el corazón, hacía mucho que no me pasaba, tranquilo tío, me dije a mi mismo y fui a recibirla, me eché un vistazo crítico en el espejo del pasillo, vaqueros negros nuevecitos, playeros blancos, una camiseta de los suaves y como medio litro entre desodorante axe black y su colonia a juego, esperaba que le gustase.
Abrí la puerta y allí estaba aquella chiquilla, radiante y preciosa como solo se puede estar con veinte años, apenas iba maquillada, no le hacia ninguna falta sonreí también y nos saludamos con un par de rápidos besos en la mejilla, olía a vainilla, la invité a entrar en mis dominios.
-me alegra mucho que hayas venido-reconocí sincero.
-no lo tenía muy claro…pero aquí estoy- dijo dando un saltito.
-pues muchas gracias…que sepas que eres la única mujer salvo mi madre que ha pisado esta casa, es un honor que seas tú.
- el placer es todo mío…-me siguió el juego.
La acompañe al salón y recogí su chaqueta que colgué en el perchero del pasillo.
-¿quieres tomar algo…cerveza…vino?- ejercí de anfitrión.
-no bebo nada de alcohol antes de comer, ¿una coca cola?
-marchando.
Fui a la cocina y saqué una coca para ella y un botellín de san miguel para mí, estaba buscando un vaso para Eva cuando su voz me sobresaltó a la espalda.
-¿Qué me has preparado para cenar?-dijo justo a mi espalda.
Di un respingo.
-yo nada…lo ha hecho todo mi madre, cocina genial ¿te gusta la lasaña?
Asintió mientras le pasaba el vaso con el refresco.
-pues te vas a chupar los dedos.
-¿y donde cenamos? Ni siquiera has preparado la mesa, vaya anfitrión-se quejó.
Pues como es la primera vez que tengo una invitada y esto es una cosa informal no sabía dónde te apetecería más, si aquí en la cocina, en el salón o en la terracita del jardín de atrás…tú eliges.
-hace buen tiempo, me apetece cenar en la calle.
-pues dalo por hecho, porque no te pones cómoda en el salón, ponte la tele o música mientras yo preparo todo.
-¿puedo curiosear por la casa?-preguntó directamente.
-estás en tu casa.

-7-

Eva salió de la cocina, echó un vistazo al salón, pocos muebles, lo que más destacaba era la pared lateral, cubierta totalmente por una estantería llena de discos de vinilo y de cd´s, un gran equipo de música de los que ya no se llevaban en una esquina y dos gigantescos altavoces de más de un metro de altura apoyados sobre el mismo suelo, una pantalla plana no muy grande en el mueble impersonal salido seguramente de ikea ,una mesita central con un cenicero y un par de mandos a distancia encima, una mesa comedor de cristal con cuatro sillas y un cómodo sofá de tres plazas tapizado en tela gris.
Ni una sola foto, le extraño, y siguió su inspección, se asomó a un pequeño aseo que estaba impoluto y con elementos de aseo exclusivamente masculinos y luego salió por la puerta al pequeño porche de la terracita que daba a un jardincito de unos doce metros cuadrados cubierto de césped, ni plantas ni flores, solo hierba, se estaba muy bien en la calle, estaba siendo un junio cálido.
Entro de nuevo y se dirigió a las escaleras que llevaban al piso de arriba, a la cocina ya la había echado un vistazo, moderna y funcional, pero sin adornos, claramente faltaba un toque femenino en aquel hogar. Entró en la primera habitación, más de lo mismo, una cama de uno treinta y cinco, dos mesillas y un armario de alguna cadena de muebles, ni siquiera tenía cortinas en la ventana, y juraría que el color de la pared de un blanco apagado era el de obra. Resultaba triste, a continuación entro en el baño principal, lo único destacable era que tenía un enorme plato de duche en vez de bañera, que lastima, con lo que le gustaba ella retozar en una, podía pasarse horas dentro, cubierta de agua caliente y espuma. Tampoco aquí encontró señal alguna del sexo femenino.
Pasó a la siguiente habitación, era la de Rober, lo único que cambiaba respecto de la que ya había visto era que la cama era más grande y que aquí si había cortinas en la ventana, pero eran horriblemente feas, de simple tela oscura, con el único fin de no dejar entrar la luz de la mañana en la habitación, no pudo resistirse y abrió el armario, dentro, colgaban pantalones vaqueros de la mitad del perchero y la otra mitad lo ocupaban chaquetas y abrigos. En la otra parte del armario había camisetas y jerséis en baldas, abrió los cajones inferiores, calcetines y ropa interior, solo había slips, muy tradicional el chico, cerró el cajón un poco apurada por enredar donde no debía y se fue a la última habitación de la planta.
Nada más abrir la puerta le asaltó un fuerte olor a tabaco, era un estudio, seguramente el refugio privado de Rober, solo aquí pudo intuir algo de su personalidad. De nuevo se encontró con otra pared con baldas repletas de discos y cd´s, otro equipo de música más antiguo aún que el del salón y sus correspondientes grandes altavoces, esta vez colgados en las paredes ya que la estancia era demasiado pequeña para tenerlos en el suelo.
Un escritorio en el medio, con una cómoda silla giratoria de imitación de cuero de respaldo alto, la torre del pc de mesa estaba a un costado, sobre la mesa estaba un gran monitor, un teclado inalámbrico, un cenicero medio lleno de colillas, y un bote con bolígrafos y lapiceros.
Esta vez por lo menos encontró fotos, todas de Rober con la moto y sus amigos, colgadas de la pared con chinchetas, en algunas su cara se veía sonriente, pero se notaba que era forzada.
Se sentó en la silla y se meció a un lado y otro pensativa, sintió pena por él, había estado en habitaciones de hoteles cutres con más personalidad que esta casa, ella no podría vivir en un sitio así, se preguntó en que se estaba metiendo, durante toda la semana le dio vueltas a la idea de venir hoy, y si no fuera porque en el fondo sentía como si le debiese la vida a aquel desconocido no lo hubiese hecho, el encuentro del pasado sábado resultó ser un desastre, en vez del tipo joven y atractivo seguro de sí mismo que la convenció de no saltar del puente se encontró con un treintañero inseguro y triste, su ángel de la guardia le había salido rana.
Ya que estaba aquí le daría una oportunidad, el recibimiento de hoy por su parte le había resultado agradable y sincero, quizás le pillo en un mal día la otra vez, quedaba claro de cualquier modo que necesitaba amigos más que el comer, y ella estaba dispuesta a intentarlo, le debía eso al menos, ya vería como transcurría la cena, si conseguía que él se abriese un poco podría llegar a entender su extraño comportamiento, sino, bueno, al menos lo habría intentado.
Salió de la habitación y bajo a la cocina, se quedó unos segundos observándole trastear oculta por la pared de las escaleras, estaba tarareando una canción mientras preparaba la cena, visto así, parecía un tipo normal, igual había suerte con él después de todo, hizo ruido adrede para darse a conocer y Rober la recibió con una sonrisa, esta vez de verdad.

tab
Tímido
Tímido
Mensajes: 64
Registrado: 17 Ene 2008 19:40

#6 Re: ¿HE VUELTO? NUEVO RELATO

Mensaje por tab » 17 Sep 2016 00:27

-8-

La cena fue un éxito, no había ninguna duda de que hoy Rober se estaba comportando como cualquier tío de su edad, charlaron un poco de todo mientras disfrutaban de la rica cena, había que reconocer que la madre de él cocinaba realmente bien, quizás fuera por el vino, pero por un momento se preguntó qué tal seria como suegra, se quitó rápidamente la idea de la cabeza, no estaba aquí por eso, ni mucho menos, se debió sonrojar , porque él se dio cuenta y le preguntó que ocurría, le contó lo primero que se le vino a la cabeza y ahí quedó la cosa.
Cuando terminaron recogieron entre los dos la mesa y mientras el preparaba unos cafés ella volvió a la terraza disfrutando de un pequeño helado de chocolate y nata, hizo balance, estaba siendo una agradable cena, pero solo habían charlado de trivialidades, había llegado la hora de conocerlo por dentro, pero no sabía cómo sacar el tema, durante la cena le había provocado sutilmente con algún comentario digamos subidito de tono, pero el pareció ni molestarse ni entrar al trapo como lo haría cualquier tío con un poco de sangre en las venas, ni mucho menos, su actitud fue simplemente perfecta, como en una novela rosa, le tenía desconcertada, pero no pensaba largarse de aquí sin destapar alguno de sus muchos secretos.
Trajo los cafés y le preguntó si le apetecía tomar alguna copa después, ella se excusó alegando que tenía que conducir después, él sin embargo volvió poco después con una botella de Jack daniel´s medio vacía y con un vaso con hielos, tomaron el café en silencio, le permitió encenderse un cigarro y cuando le vio relajado y esperaba que con la guardia baja, atacó.
-bueno Rober, ahora me gustaría saber algo más de ti- disparó a bocajarro.
El suspiró, dio otra calada y asintió.
-empezare por algo fácil, veo que eres un apasionado de la música…
-apasionado no es la palabra…-respondió tranquilo - la necesito, soy una especie de adicto, me mantiene vivo, si no fuera por la música tal vez no estaría aquí, se puede decir que me ha salvado el pellejo, siempre, por muy jod*d* que estuviese, he podido encontrar esa canción que me ha hecho seguir adelante, no sé cómo explicarlo, creerás que se me va la pinza, pero es cierto…
Lo dijo tan en serio que no tuve duda que decía la verdad. Le anime a seguir.
-¿alguna canción en especial?-
-miles…no podría elegir solamente una, cada momento tiene su banda sonora…
-dime un ejemplo…para que me haga una idea- intente sonsacarle.
Se lo pensó unos segundos.
-vale…un clásico, “offshore” de chicane en una carretera de curvas con la moto…
Ni me sonaba.
- “The loneliness of the long distance runner” de los Maiden valdría perfectamente también en esa situación.
Me encogí de hombros
-jod*r chica… de que planeta vienes-dijo ofendido.
-vale te entiendo…-me defendí- pero es que estamos en el siglo veintiuno no sé si te has dado cuenta…
-¿me estas llamando viejo…?-se hizo el ofendido.
Nos reímos los dos.
-una buena balada…- insistí.
-“heaven” de los tigertailz, sin ninguna duda.
-para hacer el amor…
Se lo pensó un buen rato.
-ni me acuerdo de la última vez…-reconoció avergonzado- pero el concepto de hacer el amor es absurdo, mejor digamos claramente para Fo**ar…en ese caso no sé, la primera que se viene ahora mismo a la cabeza seria “haz lo que quieras” de barricada…
Tampoco la conocía.
-la hipnotizan te curva de tus labios… -empezó a cantar él- fue el argumento que me convenció…
Lo miré sorprendida, intente que siguiera pero él se negó en redondo.
-ósea que no tienes novia o amante alguna- cambié de tema.
-obviamente…-respondió sarcástico.
-¿cuándo fue tu ultima relación?- ahora que había logrado abrir brecha no pensaba detenerme.
-ocho años y pico…
-¿Qué paso…?-lo acribillé.
Rober encendió otro cigarro, miró al cielo, al jardín y a cualquier otro lugar menos a mí, notaba perfectamente la lucha interna que tenía.
-estamos solos…confía en mí- lo cogí de la barbilla e hice que me mirara a la cara.
Se lo pensó otro buen rato.
-no me creerías…-se rindió.
-prueba…
-es una historia muy larga…se está haciendo tarde…-reculó.
-estoy segura de que merece la pena escucharla, además, si es tan larga, puedes invitarme a pasar la noche aquí, he visto que tienes habitación de invitados.
-¿te quieres quedar a dormir?
-si me prometes que me lo contaras todo me quedo- aposté fuerte.
-vale, trato hecho, pero si duermes aquí ya no tienes excusa para no tomarte una copa conmigo.
-hecho- consentí.
-¿te va el Jackie?-me señalo la botella.
- me sirve…
-pues voy a por otra botella un vaso y hielos, que tenemos para un buen rato.



mañana si dios quiere mas.... :good:
Última edición por tab el 17 Sep 2016 10:59, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
Chichu
Moderador
Moderador
Mensajes: 6789
Registrado: 01 Oct 2010 09:25
Ubicación: Arganda del Rey-Madrid.

#7 Re: ¿HE VUELTO? NUEVO RELATO

Mensaje por Chichu » 17 Sep 2016 07:33

Me apunto. ....la lectura mi otra gran pasión. ... :ok:
VStrom 1000 - 2014.... La Vlanki....

tab
Tímido
Tímido
Mensajes: 64
Registrado: 17 Ene 2008 19:40

#8 Re: ¿HE VUELTO? NUEVO RELATO

Mensaje por tab » 17 Sep 2016 17:05

-9-

No me resultaba nada fácil hablar de aquello, pero estaba muy a gusto con Eva, y ya iba siendo hora de sacar mis demonios fuera, contárselo a una medio desconocida me resultaba casi más fácil que hacerlo a uno de mis amigos, me armé de valor y empecé a hablar.
-en el instituto había en mi clase una chica preciosa, además era un encanto de persona, todos estábamos locos por ella, pero vete tú a saber porque, me eligió a mí, aún no me lo explico. Fueron los mejores años de mi vida, cuando terminamos los estudios ella se fue a Madrid a estudiar interpretación, siempre quiso ser actriz, yo no era muy bien estudiante así que me quedé aquí y me saqué un grado medio de formación profesional y en cuanto pude empecé a trabajar.
Siempre temí que al estar separados lo nuestro se acabase, seguro que ella conocería algún tipo en la capital y me diera boleta, pero no pasó, lo nuestro perduro y planeamos un futuro juntos, nos metimos en un piso y mientras ella acababa los estudios yo curraba todo lo que podía para ir pagando la hipoteca, en cuanto acabó se volvió y nos fuimos a vivir juntos con veinte tres añitos recién cumplidos. Ella encontró trabajo de dependienta en el Stradivarius de aquí y se presentaba a castings para actriz siempre que podía, nos iba genial, era el tío más feliz del mundo.
-¿pero…?-me interrumpió Eva.
-pero un jueves cuando volví a cas del trabajo ella no estaba en casa, ni ella ni sus cosas, se largó, ni una nota, ni una llamada, nada...
-¡jod*r….!- intervino ella - ¡qué fuerte!
-espera que eso no es nada…-la previne- intente llamarla, su móvil estaba muerto, llamé a sus padres, no sabían nada, llamé a su hermana, me dijo que debíamos hablar y que ya estaba camino de mi casa.
Desesperado la aturullé a preguntas cuando llegó, y ella me lo contó todo. Estela, así se llamaba mi chica se había ido con otro tipo, su hermana tampoco sabía quién era aquel hijo pu*a, solo que era un tipo importante con contactos en los medios.
-¡menuda zorra…!-exclamó con rabia.
-tranquila, que aún hay más…su hermana me dijo también que Estela se había llevado la mitad de la pasta de nuestra cuenta conjunta del banco y que esa misma mañana le había dado un poder notarial a su nombre para poder vender su parte del piso ya que necesitaba el dinero para instalarse donde coñ* quisiera que se hubiera ido.
Le di un buen sorbo al vaso, Eva me miraba sin saber que decir, al final se atrevió a preguntar.
-¿Qué hiciste?
-lo primero rogar y suplicarla que me pusiera en contacto con Estela, tenía que ser una broma pesada, aquello no podía estar ocurriendo realmente, pero su hermana me dejó bien claro que todo era real y me juro una y mil veces que ella tampoco se había podido poner en contacto con Estela desde aquella mañana.
Se fue poco después, yo no estaba en condiciones de seguir hablando, literalmente me derrumbé y cuando lo asimile todo no podía dejar de llorar como un crio, creo que la avergoncé tanto que se fue en cuanto pudo, eso sí, me aseguró que al día siguiente volvería para empezar a solucionar lo del piso.
Me fui a casa de mis padres y les conté todo, me apoyaron desde el principio.
Estaba en una situación delicada, sin la parte de Estela, sería incapaz de hacer frente a la hipoteca yo solo, mis padres se ofrecieron a darme dinero para que me quedase yo con el piso, pero ni loco volvería yo a vivir en aquel sitio. Al final hicimos que un tasador lo valorara y lo pusimos a la venta su hermana y yo, gracias a Dios lo vendimos pronto y me vi con un buen pico en el banco pero sin ninguna ilusión por nada.
Durante el tiempo que duraron todos los tramites logré tener una buena relación con la hermana de Estela, bueno, fue el pañuelo de mis lágrimas, literalmente, a ella tampoco le había sentado muy bien la actitud de su hermana, cada vez que nos veíamos le preguntaba por ella, pero nunca me dijo nada, aunque se le notaba en la cara que sí, como es lógico, era su hermana.
En cuanto firmamos en el notario la venta del piso tampoco la volví a ver, a veces nos hemos cruzado por la calle, pero siempre uno de los dos se hace el despistado y mira hacia otro lado.
-¡qué mal rollo…! Lo siento-dijo sincera - ¿has vuelto a saber algo de tu ex?
-bueno, ahora es cuando se complica un poco la cosa, respondiendo a la pregunta te diré que no y que sí las dos cosas a la vez.
Me miró intrigada y yo sonreí maléficamente.
-bien, se largó un jueves, ese día después de comer hablamos por teléfono porque yo quería ir a comprar una tele para el piso y ella me dijo que primero eran las cortinas, que la tele que teníamos aún funcionaba y que hasta que no se estropease ni hablar de comprar tele, si eso fue lo último que me dijo enfadada antes de colgar…ni hablar de comprar tele.
-¿el mismo día que se fue…?-preguntó.- pero…
-pero si esa misma mañana le había dado un poder notarial a su hermana ya debía tener decidido largarse desde hace tiempo, ¿no?
Eva se limitó a asentir.
-ahora querrás saber si yo no la noté rara o ausente antes de que se fuera…
Volvió a asentir.
-pues no, es más, el miércoles por la noche echamos un polvo de esos memorables, lo recuerdo perfectamente, porque fue la última vez que follé.
-¡qué fuerte…!-dijo pasándose las manos por el pelo.
-aún falta lo mejor…-intente parecer divertido- tú la conoces…
-¿a quién…? – se extrañó.
-A Estela por supuesto…
- ni de coña…-me aseguro.
-veras como si… seguro que si te digo Ela Diaz…sabes de quien te estoy hablando.
Eva se atragantó con el bourbon, tosió fuerte un par de veces y me miró incrédula.
-estas de coña…
Negué con la cabeza.
-¿esa Ela…?
Asentí serio.
-no puede ser…-dijo tajante.
-te dije que no me ibas a creer…-me encogí de hombros- pero te lo voy a demostrar, espera un segundo...- le dije mientras me levantaba y entraba en la casa.
Al poco volví con una vieja foto y se la di. La miro y volvió a mirar un montón de veces, no paraba de susurrar algo que no podía entender y de vez en cuando levantaba su mirada hacia mí. En la foto estábamos Estela y yo dándonos un beso en una playa, ella llevaba un sensual bikini azul turquesa, la foto la tomó alguien de la cuadrilla el verano que fuimos todos juntos de vacaciones a Salou. Yo debía tener veintidós años y ella igual, estábamos mucho más jóvenes que ahora, pero se nos reconocía perfectamente.
-¡increíble…!-dijo Eva por fin- la mismísima Ela Diaz, no hay duda.
Me devolvió la foto y aproveché para prenderla fuego con el mechero, ya iba siendo hora.
-¿pero qué haces…?-trató de impedírmelo, pero aparté sus manos y la foto acabó consumiéndose en el cenicero.
-esa foto valía una pasta…- dijo contrariada.
-no valía una mi*rda-dije tajante.

tab
Tímido
Tímido
Mensajes: 64
Registrado: 17 Ene 2008 19:40

#9 Re: ¿HE VUELTO? NUEVO RELATO

Mensaje por tab » 17 Sep 2016 18:49

-10-

Mientras Rober entraba de nuevo en la casa para vaciar las cenizas y las colillas del cenicero y traía un trapo para limpiar la mesa cubierta de restos Eva aprovecho para reflexionar sobre lo que acababa de oír, ahora empezaba a entender algunas cosas.
La ex de Rober era nada más y nada menos que una de las mujeres más deseadas del momento, descubierta para el gran público tras protagonizar con un conocido actor español una película del polémico director Vasco Asier Eizmendi, en la que brillaban más sus atributos femeninos que su actuación, pronto se convirtió en una de las actrices más cotizadas del país, de ahí a dar el salto a Hollywood fue solo cuestión de tiempo.
Una vez allí, tras tres taquillazos seguidos en sendas superproducciones yanquis se convirtió en la reina del lugar. Luego llegaron las ofertas de publicidad , desfilar para los modistas más chic y en estos momentos estaba lanzada de lleno en la promoción de su primer álbum musical, era como el rey midas, Todo lo que hacía se convertía al instante en éxito de ventas, pero si ella misma llevaba puesta unas braguitas de la marca que promocionaba ella.
Anuncios en televisión, en vallas publicitarias, en autobuses…reina de los programas de cotilleos diarios…su single en las emisoras de radio…si yo estuviese en el pellejo de Rober no sé si podría vivir viendo a diario a mi ex, y en lo más alto para colmo de males, debía ser un tipo más duro de lo que aparentaba para aguantarlo tan bien, yo fijo que no lo soportaría.
-¿Qué te va pareciendo mi historia?- su voz me sacó de mis pensamientos.
-¿pero es que aún hay más…?-dije incrédula.
-bueno, ahora bien lo peor, si quieres nos lo podemos saltar, lo importante ya está dicho, no quiero darte pena y son casi las dos de la mañana.
-ya que estamos…-me hice de rogar.
-vale, te contare mi descenso a los infiernos, no será muy agradable, te advierto.
Tras dar un largo trago al vaso y encender un nuevo cigarro se estiró en la silla y comenzó a hablar.
-no lo pude soportar, no podía comer, ni dormir, perdí mi trabajo, me encerré en mi habitación de la casa de mis padres incapaz siquiera de levantarme de la cama, deseaba morir.
La situación llego a tal extremo que un día se presentó en casa una ambulancia y un psiquiatra de la seguridad social avisados por mis padres y tras ver mi estado me cogieron en volandas, no tenía fuerzas ni para resistirme, y me llevaron a un internado, un manicomio dicho en castellano.
-tuvo que ser muy duro verla en la tele todos los día…-traté de ser comprensiva.
-pero si en aquel entonces seguía siendo una desconocida…se hizo famosa mucho después de esto…- quitó importancia.
-vaya…-se limitó a decir Eva.
-tuve muchísima suerte, me tocó un psiquiatra genial, a ese sí que puedo estarle agradecido, el doctor Roca, un revolucionario en su área, nada que ver con lo que te imaginas de un loquero, si me hubiese tocado cualquier otro médico seguro que se hubiera limitado a hincharme de antidepresivos hasta convertirme en un vegetal, los métodos del doctor roca eran totalmente revolucionarios.
La primera vez que me examinó insistió en que fuera en la cafetería, una zona fuera del área permitida a los pacientes, me invitó a un café que no acepté y a un cigarrillo que me fumé ansioso.
En vez de hacerme las típicas preguntas estúpidas propias de un loquero, ¿Cómo ha sido la relación con tus padres? ¿Sientes deseos de hacerte daño a ti mismo? Y esas chorradas… me empezó a hablar de música, yo flipaba.
Eva también parecía flipar al escucharme.
-Al principio no le hice ni pu*o caso, yo estaba encerrado en mi particular infierno, pobre de mí…me ha dejado la novia…que va a ser de mí…
No tenía ganas de aguantar a nadie, por mucho que intentase hacerse el simpático conmigo. Tras media hora de infructuosos intentos por su parte de sacar una sola palabra de mis labios se metió la mano al bolsillo de su bata blanca, sacó un mp3 con auriculares y me lo dejó justo enfrente, me propuso un trato, me dijo que escuchase las canciones, que eligiese una, la que más me gustase, la que más odiase, la que fuera y al día siguiente volveríamos a encontrarnos aquí mismo y la comentaríamos juntos, como tenía ganas de volver a mi habitación asentí con la cabeza, cogí el mp3 y me levanté de la mesa.
No pensaba hacerle ni pu*o caso, pero una vez en la habitación, solo, con todo el día por delante viendo solo cuatro paredes blancas y un pequeño trozo de jardín por la ventana me aburrí tanto que no tardé mucho en ponerme los auriculares y encender el aparato.

Era música española, había de todo un poco, Alaska, sabina, barricada, la unión, mecano…un poco de todo, serian en total unas treinta canciones, las escuche de seguido sin que ninguna me hiciese sentir algo más que apatía, como no tenía nada mejor que hacer cuando se acabaron volví a darle al play, así una y otra vez hasta que se fundió la batería, hubo una, solo una, que destacó sobre las demás, pero solo consiguió deprimirme aún más si es que eso era posible, pero por lo menos ya tenía algo que contarle al loquero para que no me diera la vara.
Al día siguiente un celador con sobrepeso y mal humor me condujo de nuevo a la cafetería donde me esperaba el doctor Roca. Me volvió a ofrecer un café que rechacé y un cigarrillo que me fumé, luego me preguntó.
-y bien… ¿Qué canción has elegido?
-llueve- me limité a responder.
-tahúres zurdos…buen elección, ¿algún motivo en especial?
Le miré como las vacas al tren, ¿en serio…de que vas?
-venga…no te cortes hombre, solo es una canción- me animó.
-no se…me gusta la voz de la cantante…
-Aurora Beltrán…-me señalo- a mí también me gusta mucho, tiene mucha fuerza ¿no crees?
Asentí incómodo.
-¿algo más…?-insistió.
-el final…me gusta mucho el final de la canción.
Sonrió y pareció satisfecho, esperaba que me hiciese alguna pregunta, al fin y al cabo la canción hablaba de la muerte, pero no hizo ninguna sobre eso.
-¿les habías escuchado antes…?
Negué con la cabeza.
-Otra cosa Roberto…-cambió de tema.
-Rober a secas- le pedí.
-hecho, Rober hay un tema que me tiene preocupado y que quiero comentarte, me han dicho las enfermeras y los celadores que no pruebas la comida, no te voy a engañar, estás muy débil, a un solo paso de que nos veamos obligados a alimentarte de forma forzosa… hagamos una cosa…come algo, para que no tengamos que hacerlo, y yo veré si puedo conseguir que puedas salir algún rato de esas cuatro paredes… ¿te parece?
Me lo dijo de tan buenas formas que tuve que asentir.
-esto marcha…-dijo alegre poniéndose en pie- mañana aquí ¿vale?
Qué remedio, pensé para mí.

tab
Tímido
Tímido
Mensajes: 64
Registrado: 17 Ene 2008 19:40

#10 Re: ¿HE VUELTO? NUEVO RELATO

Mensaje por tab » 17 Sep 2016 18:53

https://youtu.be/bsnAepoa_YM
para los curiosos....Tahures zurdos "llueve"

Avatar de Usuario
andrea
V.I.P.
V.I.P.
Mensajes: 1718
Registrado: 21 Mar 2016 19:05
Ubicación: Madrid

#11 Re: ¿HE VUELTO? NUEVO RELATO

Mensaje por andrea » 18 Sep 2016 13:51

Tab, qué bien :clapping:

tab
Tímido
Tímido
Mensajes: 64
Registrado: 17 Ene 2008 19:40

#12 Re: ¿HE VUELTO? NUEVO RELATO

Mensaje por tab » 18 Sep 2016 19:56

-11-

Con el paso de los días el doctor Roca no solo consiguió que comiera, también logró que me medicase según su criterio, yo saqué a cambio un paquete de tabaco cada tres días y acceso al jardín ilimitado pero vigilado. Se repitieron a diario nuestras charlas en la cafetería, cada vez más largas y distendidas a medida que me iba abriendo a hablar con él. Casi todos los días al despedirnos me pasaba de nuevo el reproductor de mp3 con nuevas canciones que comentábamos al día siguiente. Mis padres me visitaban los domingos, verles tan preocupados por mí fue otro aliciente para intentar recuperarme cuanto antes, al fin y al cabo simplemente me había dejado la novia, ¿a cuanta gente le ha pasado igual? ¿Y cuantos han tenido que ir al manicomio? Empecé a sentir un poco de vergüenza de mí mismo.
Estuve casi seis semanas internado, una mañana en la cafetería durante una de nuestro desayuno-consulta, el doctor roca me preguntó por la canción que había elegido para comentar hoy, no lo dude.
-autosuficiencia… de parálisis -le dije convencido mirándolo a la cara.
Sonrió astuto, creo que la había puesto adrede en el recopilatorio que me pasó el día anterior.
-¿estás seguro Rober?-me preguntó.
Le respondí con un par de frase de la letra de la canción.
-ahora soy independiente… ya no necesito verte…ya soy autosuficiente…al fin.
Se tomó un tiempo en hablar, yo estaba más que preparado para salir de aquí y empezar a recuperar mi vida cuanto antes, cualquier tiempo más que me pasase encerrado sería contraproducente, así se lo hice saber antes de por fin me hablara.
-está bien Rober, creo que esta parte de tu tratamiento la podemos dar por concluida, pero aún estas lejos de recuperarte, aunque a ti te lo parezca, estas bajo antidepresivos, empezaré a retirártelos paulatinamente y veremos que tal reaccionas, pero eso lo podemos hacer sin tenerte ingresado, puedes volver a casa.
-¿Cuándo…?-dije ansioso.
-te haré los papeles de inmediato, puedes ir llamando a tus padres para que vengan a buscarte, hoy comes en casa.
-muchas gracias doctor Roca- reconocí- me ha ayudado mucho.
-Aún no hemos terminado, tendrás que venir tres días a la semana a consulta, será un periodo largo, así que de momento permanecerás de baja médica.
-lo que usted diga. –me limite a responder.

Comenzó entonces otra nueva etapa, volví a casa de mis padres y aunque estaba claro que aún seguía tocado, traté de hacer una vida normal, por las mañanas me iba a andar o a hacer recados para mi madre, comía con mis padres, por la tardes leía, iba al cine, escuchaba música, cenábamos juntos de nuevo, una peli o una serie en la tele y a la cama.
La noche era el peor momento del día, cuando volvían los fantasmas, me costaba mucho conciliar el sueño, muchas veces me quedé dormido con los auriculares y el mp3 encendido.
A medida que el doctor Roca me retiraba la dosis de antidepresivos empecé a encontrarme más nervioso, el doctor me recomendó buscarme algún nuevo hobby que me ocupara los días libres, que saliese con los amigos, pero estos, al enterarse que había estado encerrado en un manicomio habían huido de mí como las ratas abandonan un barco a punto de hundirse.
Me dijo que convenía mucho que sacara fuera mis sentimientos y que si aún no contaba con nadie para hablarlos podía probar a escribirlos.
Lo hice, pero como me resultaba imposible hacerlo en primera persona y a pelo los envolví en relatos, al doctor le gustó aquella forma de expresarme y me animo a continuar. La verdad es que resultó de gran ayuda, sobre todo en las largas noches de insomnio, alguno resultaba violento y sangriento cuando me entraban ganas de descuartizar a mi ex, y otros eran asquerosamente empalagosos y románticos, cuando la echaba de menos y la deseaba de nuevo en mi cama.
El doctor Roca en una de nuestras consultas me confesó que había quedado fascinado con uno de aquellos relatos rosas y me pidió permiso para enviárselo a una amiga relacionada con el mundo editorial, a mí me daba vergüenza, pero insistió tanto que acepté, y aproveché para consultarle una idea que me venía rondando mucho por la cabeza últimamente.
-quiero comprarme una moto, Doctor- le solté ahora que estaba de buen humor.
-¿y eso Rober…?-se extrañó.
-siempre me han gustado, pero nunca he podido tener una…de joven no me dejaban mis padres…y mi ex las odiaba, además tenía que pagar un piso.
-No sé si es una gran idea- me recomendó.
-estoy en tratamiento para superar la rotura con mi ex, no veo nada mejor que hacer algo que ella odiaba para conseguirlo- le rebatí.
-buen argumento, pero sigo sin estar convencido…
-pero no puede impedir que lo haga ¿verdad?, no hay ninguna razón medica que me prohíba tener moto…vengo en coche a consulta todos los días…
-no-reconoció.
-genial…-dije- porque llevo una semana apuntado en la autoescuela y la semana que viene me examino del teorico.


hola a tod@s, veo que hay muchas lecturas pero pocos comentarios, animaros...que ayudan mucho a seguir, no os corteis.

Avatar de Usuario
suzukijavivstrom
V.I.P.
V.I.P.
Mensajes: 1360
Registrado: 13 Oct 2015 15:12
Ubicación: Alicante

#13 Re: ¿HE VUELTO? NUEVO RELATO

Mensaje por suzukijavivstrom » 18 Sep 2016 20:35

Tio..., yo sigo con la boca abierta..... Hasta la cerveza se me calienta en la mano :good:
V'sss & birras para tod@s.

Si te gustan las motos, nunca serás demasiado viejo para tener una.

DL650 K4 "SUZY"

Avatar de Usuario
Ralopo
V.I.P.
V.I.P.
Mensajes: 2021
Registrado: 13 Feb 2013 13:31
Ubicación: Raúl - Monóvar / Elda (Alicante)

#14 Re: ¿HE VUELTO? NUEVO RELATO

Mensaje por Ralopo » 19 Sep 2016 09:15

Al igual que Suzukijavvistrom, estoy con la boca abierta y enganchadisimo al relato.
Yo que no leo nada, me está gustando mucho. Ánimo sigue con el mismo que estamos esperando el siguiente capitulo, y despues el siguiente, y el otro, y......
:good: :good: :good: ................. :drinks:
Suzuki DL650 V-Strom K10

Avatar de Usuario
suzukijavivstrom
V.I.P.
V.I.P.
Mensajes: 1360
Registrado: 13 Oct 2015 15:12
Ubicación: Alicante

#15 Re: ¿HE VUELTO? NUEVO RELATO

Mensaje por suzukijavivstrom » 19 Sep 2016 11:00

No jooooooorobes Ralopo :grin: ,más capitulos no :no: , que estoy loco por que acabe para leer el final, ¿se casará con la chica, se meterán a monje/monja...?

Eso sí, luego que siga escribiendo más historias, que es muy bueno.

V'sss & :drinks:
V'sss & birras para tod@s.

Si te gustan las motos, nunca serás demasiado viejo para tener una.

DL650 K4 "SUZY"

Avatar de Usuario
Chichu
Moderador
Moderador
Mensajes: 6789
Registrado: 01 Oct 2010 09:25
Ubicación: Arganda del Rey-Madrid.

#16 Re: ¿HE VUELTO? NUEVO RELATO

Mensaje por Chichu » 19 Sep 2016 11:14

Tab como ya te he comentado hace unos días me está gustado tu relato/historia/novela como quieras llamarle... la haces amena y fácil de leer... y mira que yo leo libros al cabo del año... :shok:.. .sigue, ánimo... tu público te espera... gracias.... :good: :bye:
VStrom 1000 - 2014.... La Vlanki....

Avatar de Usuario
Ralopo
V.I.P.
V.I.P.
Mensajes: 2021
Registrado: 13 Feb 2013 13:31
Ubicación: Raúl - Monóvar / Elda (Alicante)

#17 Re: ¿HE VUELTO? NUEVO RELATO

Mensaje por Ralopo » 19 Sep 2016 13:29

suzukijavivstrom escribió:No jooooooorobes Ralopo :grin: ,más capitulos no :no: , que estoy loco por que acabe para leer el final, ¿se casará con la chica, se meterán a monje/monja...?

Eso sí, luego que siga escribiendo más historias, que es muy bueno.

V'sss & :drinks:
Javi, encima que no leo nada y para una vez que estoy leyendo, ¿ya quieres llegar al final?......pero si acabamos de empezarrrr...... :descojono: :descojono:

Adelante Tab que estamos esperando el siguiente capitulo......... :clapping: :clapping: ...... :good:
Suzuki DL650 V-Strom K10

J2B
Nuevo
Nuevo
Mensajes: 21
Registrado: 20 May 2015 22:36

#18 Re: ¿HE VUELTO? NUEVO RELATO

Mensaje por J2B » 19 Sep 2016 17:26

Me encanta, espero con ansias el proximo capitulo.
Gracias por hacernos pasar unos buenos ratos.
Vsss

Avatar de Usuario
p2cientos
Pesao
Pesao
Mensajes: 323
Registrado: 28 Ene 2016 08:55

#19 Re: ¿HE VUELTO? NUEVO RELATO

Mensaje por p2cientos » 19 Sep 2016 19:36

Fascinante!!! Seguimos a la espera de maaaaaasssss

I'm ready!!!
en la vida ten un ten con ten

tab
Tímido
Tímido
Mensajes: 64
Registrado: 17 Ene 2008 19:40

#20 Re: ¿HE VUELTO? NUEVO RELATO

Mensaje por tab » 19 Sep 2016 20:10

hola a tod@s...así si, así da gusto contar un cuento, muchisimas gracias a tod@s, de verdad, esta siendo un placer retomar los viejos habitos y compartirlos con vosotr@s, a ver hasta donde llegamos juntos. :friends: :drinks: :good: :yahoo:
por cierto hay algo que siempre se me ha dado mal, poner el titulo,¿porque no lo poneis vosotros? a ver que se os ocurre y al final elegimos uno entre tod@s, ¿me ayudais?
vamos con el capitulo de hoy que mi mujer me va llamando ya dos veces para cenar, nos vemos.
V´ssss.


-12-
Hice una pausa, tenía la boca seca, di un sorbo al Jackie y me encendí otro cigarrillo. Miré el reloj, eran casi las dos de la mañana y yo había quedado con los colegas a las nueve.
-igual deberíamos dejarlo por hoy, mañana madrugo para salir en moto con los colegas.
Eva se abalanzó hacia mí y me agarro la mano con excesiva fuerza, me quejé.
-ni se te ocurra dejarme así…-amenazó.
-pero…-intenté protestar.
-¡sigue…!-ordenó.
-vale, vale, pero suéltame, me haces daño-le rogué.
Me soltó y volvió a recostarse en la silla de mimbre del jardín, me hizo un gesto seco para que continuara.
-bien, pues me saqué el carnet y empecé a buscar moto, desde niño he seguido con pasión todos los dakares y quería algo de ese estilo, y entre las pocas motos de ese tipo que podía comprar y poder limitar luego elegí una ktm mil cincuenta semi nueva de un concesionario oficial, de las unidades de prueba para futuros clientes, me salía bien de precio y como de pasta no andaba mal tras la venta del piso me la pillé sin dudarlo.
El primer día que la estrene, a pesar del miedo y respeto que sentía al llevar una bicha de esas fue uno de los mejores de mi vida, me fui por unas carreteras de curvas que conocía a la perfección y empezamos a conocernos, fui súper despacio, no te pienses, pero a mí me parecía que iba sobre un misil tierra-tierra, el ruido del motor, el aire, la aguja del cuentarrevoluciones subiendo deprisa… y eso que la llevaba limitada.
Cuando me paré tras poco más de una hora con un subidón bestial me pregunté por qué co*ones no me la habría comprado antes, las cosas que sentí al conducirla me hicieron sentir realmente vivo por primera vez en muchos años, era justo lo que necesitaba para hacer borrón y cuenta nueva.
Empecé a salir todos los días con ella, y con el tiempo logré conocer gente y empecé a salir en grupo, si andar en moto era uno de mis mayores placeres, compartirlo con amigos era simplemente perfecto, tuve mucha suerte porque me junté con una gente muy maja que me enseñó a andar bien, todo iba de coña, y aún faltaba otra sorpresa.
-Estela volvió arrastrándose…-me interrumpió Eva.
Ahora fui yo quien la hizo callar.
-El doctor Roca en otra de nuestras consultas me felicitó por mi notable mejoría desde que me había comprado la moto, me retiró definitivamente toda la medicación, no sabía que ya hacía tiempo que yo no me tomaba las pirulas, me atontaban mucho y no me concentraba con la moto, me dijo que ya estábamos casi al final, un pequeño periodo sin medicación y si seguía como hasta ahora me daría el alta definitiva.
Yo me frotaba las manos, por fin se veía el final del oscuro túnel que estaba atravesando.
Antes de dar por terminada la consulta me pidió permiso para dar mi número de teléfono a aquella amiga de la que me habló, parecía estar interesada en publicar alguno de mis relatos. No me apetecía mucho la idea, yo no quería saber nada de aquello, pero como no quería llevarle la contraria al doctor ahora que las cosas pintaban bien accedí.
Pocos días después aquella tía se puso en contacto conmigo, intenté darle largas por teléfono pero se mostró inflexible, me dio la brasas hasta que acepté reunirme con ella, y quedamos, la tía se vino de Madrid en tren.
Quedé con ella en una cafetería, cuando la vi aparecer supe que no tenía nada que hacer, no sé cómo describírtela, se me viene a la cabeza simplemente la palabra arrolladora. Tendría treinta y tantos, vestía traje de ejecutiva negros con rayas rojas, la faldita era un poco más corta que lo que convendría, piernas firmes envueltas en medias negras, el pelo castaño apretado en una coleta y muy maquillada, en cuanto entró por la puerta y me puso los ojos encima se hizo la dueña, vino a la mesa donde la estaba esperando tomando un café y se sentó sin mediar palabra, se presentó escuetamente como Virginia y me tendió la mano para un apretón corto y enérgico. Sin dejarme abrir la boca puso sobre la mesa su maletín de documentos y empezó a hablarme a toda ostia sin dirigirme la palabra.
-¿estaba buena…?-preguntó Eva pícaramente.
-bueno…tenía un buen cuerpo, pero tampoco era un bellezon, ahora sí, tenía algo, no te lo voy a negar, no sé qué, pero tras verla actuar de aquella forma tan enérgica y dominante conmigo, por un momento me la imaginé desnuda atada a una cama pidiéndome que la diese unos azotes…
-pervertido…-se rio Eva.
-para nada, seguro que en la vida real le va la marcha, en serio, deberías haberla visto.
-sigue, que me vas a poner cachonda como vayas por ahí…-se insinuó.
-pues nada, tras volverme loco casi una hora con sus propuestas de negocio y demás historias por fin me planté, la dije que me hablase clarito, que me estaba chinando ya de tantas historias, que me hiciese un resumen para tontos, se ofendió un poco, me miró como si fuera un simple gusano en un jardín, pero lo intentó.
Para resumírtelo, ellos corrían con todos los gastos de producción, eso es el coste de impresión, distribución y promoción, y se llevaban una buena tajada de los beneficios si es que los había, yo en ningún caso tendría que poner un euro, solo ceder los derechos de la historia y poner la mano para recoger la pasta cuando llegaran las ventas del libro.
Al final acepté vender los derechos de algo que ya estaba hecho, pero me negué en redondo de firmar un contrato en exclusiva por varios libros más, igual no volvía a escribir de nuevo en la pu*a vida y no quería pillarme los dedos. También puse como condición indispensable el publicar la obra bajo un seudónimo, ni por todo el oro del mundo iba a poner mi nombre a una basura de novela romántica, antes muerto.
Tras por fin llegar a aquel acuerdo me pidió una dirección de correo ordinaria o electrónica y me dijo que me enviaría un borrador del contrato para que lo revisase y firmase, dicho esto, tras consultar su reloj se levantó como un muelle y se largó aduciendo que su tren de vuelta salía en veinte minutos, me dejó con la cuenta la muy perra.
Eva empezó a reírse tan escandalosamente que tuve que hacerla calar por miedo a que me despertase a toda la urbanización.
-tu sigue…-me pidió cuando pudo contener las carcajadas.
Pues eso, me envió los papeles, los llevé donde el abogado de mis padres y tras darme su visto bueno y asegurarme de que no me podía meter en ningún lio, se los devolví firmados, mes y medio después me envió una versión corregida y unas pruebas de portada para que diera el visto bueno, elegí una que me pareció chula y tras leer la versión editada por parte de la editorial y comprobar que no había hecho ningún cambio significativo en mi obra les di el Ok.
-¿se vendió…?
-bastante bien la verdad, hasta ellos se quedaron sorprendidos, pronto empezaron a llegar los cheques, la verdad, no estuvo nada mal la cosa.
-¿y qué hiciste…?- preguntó intrigada.
-pues meter el dinero al banco, y en cuanto tuve por fin el alta médica empezar a buscar curro hasta que lo encontré, como todo el mundo.
- ¿y ya está?-Pareció decepcionada.
-no, unos meses después me invitó a ir a Madrid para una reunión de negocios, me pareció raro, pero viendo cómo iban llegando puntualmente los cheques no tenía nada que perder por escucharla, además ellos corrían con todos los gastos.
Nos reunimos en sus oficinas y me propusieron que escribiera otra novela, estaban muy satisfechos con los resultados de mi primera obra y querían seguir apostando por mí, me pidieron si podría escribir algo un poco más erótico, las famosas cincuenta sombras de grey lo estaba petando y en esos momentos era lo que más se vendía, me quede blanco.
Al final lo único que lograron sacar de mi parte fue el compromiso de intentarlo, probaría a escribirlo, se lo enviaría y si le parecía bien procederíamos como la vez anterior, no quería ningún tipo de ataduras como ya te he dicho, me dieron un plazo de tres meses para entregar el primer borrador.
Mientras volvía en el tren, volvió a venirme a la cabeza la imagen de mi agente Virginia, ya sabes, recibiendo un poco de caña, me puse palote allí mismo, y para cuando llegue a mi casa ya tenía todo en mi cabeza, me costó dos semanas enviarles el borrador.
-¿les gusto?- preguntó Eva.
-Sí, lo publicaron también.
-¿se vendió?
-de pu*a madre….-dije convencido.
-¡que guay…!-dijo alegremente- eres una caja de sorpresas.
Me encogí de hombros.
-¿sigues escribiendo?
-afirmativo- respondí.
-¿y trabajando?
-Esos es, por si acaso.
-Entiendo...-dijo ella.
-y ahora sí, por favor dejémoslo ya, estoy medio borracho y necesito dormir un poco.
Se la notaba que ella quería seguir charlando, pero al final cedió, no sin antes prometerme que otro día seguiríamos, se lo concedí.
La acompañe arriba y la dejé en la habitación de invitados, yo me fui al baño a echar una buena meadita antes de irme a la cama y a lavarme los piños, estaba rendido. Cuando me iba para mi cuarto salió ella en braguitas y sujetador y me pidió una de mis camisetas para ponérsela para dormir.
¡jod*r que cuerpazo tenía la niña…! Si no hubiese estado un poco bebido se me habría disparado la po**a para arriba ¡qué barbaridad! Incapaz de abrir la boca de la impresión la hice un gesto para que viniese a mi cuarto a por una y me di la vuelta como un rayo, no fuera a ser que al final se despertase el dragón y quedara en ridículo.
Estaba claro que solo quería la camiseta, no se insinuó ni nada parecido, cuando por fin salió de mi habitación empecé a darme con la cabeza en la pared una y otra vez, eso sí, puse la mano delante para no hacerme daño ni ruido, creo que no voy a poder quitarme de la cabeza esas piernas y ese culito asomando de esas braguitas deportivas azul claro mientras Eva salía de mi habitación, ahora sí… ya era oficial, estaba empalmado.

Avatar de Usuario
andrea
V.I.P.
V.I.P.
Mensajes: 1718
Registrado: 21 Mar 2016 19:05
Ubicación: Madrid

#21 Re: ¿HE VUELTO? NUEVO RELATO

Mensaje por andrea » 20 Sep 2016 11:21

Qué buena idea lo del título :good:
Y para el resto :clapping: :clapping: :clapping: Pedazo cuento!!

tab
Tímido
Tímido
Mensajes: 64
Registrado: 17 Ene 2008 19:40

#22 Re: ¿HE VUELTO? NUEVO RELATO

Mensaje por tab » 20 Sep 2016 20:07

-13-

No me dormí hasta que me hice una paja, espero que no me oyese Eva, luego me quedé frito hasta las ocho en punto en que sonó el despertador, estaba hecho mi*rda, yo creo que era le primera vez que no tenía ni putas ganas de coger la moto, pero no se les puede fallar a los colegas por una simple resaca, me arrastré hasta el baño y me di una larga ducha, conseguí espabilarme lo suficiente como para bajar vestido a la cocina, tenía una invitada, no podía ir en bolas por la casa con ella durmiendo en casa.
Me puse un café con leche bien cargado y me lo tomé con unos bollos que tenía en el armario, luego me encendí un pitillo y me preparé un spidifen, miré el reloj, las ocho y cuarenta, iba a andar justo, pero siempre había alguno que llegaba tarde en el grupo, hoy seria yo.
Subí al cuarto de invitados para despertar a Eva, tenía que largarse, llamé a la puerta y entré en la habitación, estaba profundamente dormida, sobre la ropa de cama, tenía carita de ángel con los labios entreabiertos y el pelo revuelto sobre su cara, y ese cuerpo… me quede embobado mirándola, jod*r tenía que irme ya… la dejé dormida y bajé a la cocina, le deje una nota diciéndole que me iba y que le dejaba un juego de llaves, que cerrase cuando se fuese y pasé al garaje por la puerta de la cocina, me vestí de romano a toda ostia y a menos cinco pasadas salí para la gasolinera donde siempre quedábamos como si me persiguieran.
La ruta estuvo bien, salimos siete motos y fuimos por unas carreteras de curvas guapísimas que ya habíamos hecho más de una vez, a la media hora de salir el spidi ya me había hecho efecto y me sentía al cien por cien disfrutando de la moto, además reconozco que estaba de muy buen humor aquel día, ayer me lo pasé realmente bien con Eva, me gustó poder hablar de mis cosas con una chica, nunca lo había hecho salvo con la hermana de estela, pero ella no contaba.
Cuando paramos a tomar un café a media mañana me pregunté que estaría haciendo Eva, ¿se habría marchado ya? ¿Seguiría dormidita en mi casa? Como iba con el móvil conectado al casco sabía que no me había llamado, y la verdad, tenía ganas de saber de ella.
Seguimos ruta, paramos a comer, hicimos unos puertos estrechos pero preciosos por la tarde y antes de anochecer volvimos a la ciudad, un día perfecto, todos sanos y salvos…esto se merecía un par de cervezas por lo menos, así lo hicimos, seguía sin noticias de mi invitada y estaba francamente agotado después de un día tan intenso, a eso de las nueve y media me despedí de los colegas y me fui tranquilo para casa, una buena ducha, picaría algo y a la cama.
Su coche no estaba donde lo dejó ayer, ya me lo imaginaba, pero me apenó, ojala seguiria en casa, cada vez me gustaba más tenerla cerca. Metí la moto en casa y me quité la indumentaria, entré a la cocina en calzoncillos, camiseta y calcetines sudados, estaba oscura y silenciosa, me sentí raro, si respiraba fuerte podía oler su perfume a vainilla, encendí la luz y vi una nota sobre la mesa de la cocina, estuve tentado de cogerla, pero me reprimí en el último instante, ¿pero qué coñ* te está pasando capullo? ¿Te estas colgando de otra tía otra vez? ¿Se te ha olvidado ya lo que te pasó la última vez? ¿No recuerdas lo que te juraste?
Agité la cabeza varia veces, mi cabeza tenía razón, nunca más, me di la vuelta y subí a ducharme, la nota podía esperar. Abrí el grifo de la ducha y mientras se calentaba el agua me fui al estudio y puse el cd “Fireworks” de Bonfire en el equipo de música, subí el volumen y deje que la música me llenara los sentidos, disfrute de la ducha caliente y aproveche para afeitarme, mañana me daría más pereza hacerlo.
Me preparé un par de huevos fritos con chorizo que me sentaron de pu*a madre y un café, a gusto…, luego me puse una copa de Jackie y me encendí un cigarrillo, la música seguía sonando desde el piso de arriba, subí al estudio, se me había pasado el sueño, miré el reloj, las once menos veinte de la noche, demasiado pronto para ir a la cama, encendí el ordenador y me senté en la silla, enchufé los cascos al equipo y subí el volumen “sleeping all alone” sonaba genial, como siempre, abrí el Word, tenía que continuar la novela que estaba escribiendo, releí el ultimo capitulo escrito y no me gusto, repasé los anteriores, floja, más de lo mismo, no me convencía, seleccioné todo y le di a suprimir, el trabajo de un mes a punto de irse a la mi*rda, ¿estás seguro? Me preguntaba el ordenador que es muy listo, antes de poder pensármelo bien mi dedo pulso aceptar, ya estaba hecho, la pantalla se quedó en blanco, estuve mirándola con la cabeza en otro planeta por lo menos media hora.
Cuando regresé a la tierra, tenía claro lo que hacer, mi nueva novela seria la historia de amor de un motero que conoce a una chica que está a punto de suicidarse, la escribiría tal y como debería terminar, con un final muy feliz, como deben acabar los cuentos, lástima que en la vida real no terminara así, busque en YouTube un recopilatorio de las grandes baladas del metal, música perfecta para esta historia, mis dedos empezaron a volar por el teclado, la sexta canción era “heaven “ de los tigertailz, cerré los ojos, me encendí el que sería el segundo de muchos cigarrillos esa noche y subí aún más el volumen, empecé a cantar.
Horas después amaneció, me sorprendió mucho, había estado escribiendo toda la noche y no estaba cansado, mire el procesador de textos, ciento ochenta páginas, y aún quedaba mucho por contar, si lo dejaba ahora, quizás no tuviese valor para terminarlo nunca, me quité los cascos y bajé a la cocina a prepárame un buen café, cogí otro paquete de tabaco y cuando iba a subir de nuevo al estudio volví a ver la nota de Eva, me paré de golpe, se me había olvidado completamente, me lo pensé un par de segundos y subí de nuevo al estudio, podía esperar.
Terminé la novela a eso de las tres de la tarde, ahora sí que estaba agotado, un esfuerzo más para mandarle el original a Virginia por email, ellos se ocuparía de la corrección del texto, y por fin apague el ordenador y el equipo de música, los oídos me pitaban, abrí la ventana para que se ventilase el estudio y me fui a mi habitación, lo último que pensé antes de caer en un sueño profundo fue en la cara de Eva dormida, dormí todo el día.


para l@s curios@s tigertailz- heaven, subid el volumen...lo merece.

https://youtu.be/hDL7WAJF3yA

Avatar de Usuario
Ralopo
V.I.P.
V.I.P.
Mensajes: 2021
Registrado: 13 Feb 2013 13:31
Ubicación: Raúl - Monóvar / Elda (Alicante)

#23 Re: ¿HE VUELTO? NUEVO RELATO

Mensaje por Ralopo » 20 Sep 2016 20:29

Muy bueno!!! Ya estoy esperando el siguienteeee........ :drinks: :drinks:
Suzuki DL650 V-Strom K10

Avatar de Usuario
Chichu
Moderador
Moderador
Mensajes: 6789
Registrado: 01 Oct 2010 09:25
Ubicación: Arganda del Rey-Madrid.

#24 Re: ¿HE VUELTO? NUEVO RELATO

Mensaje por Chichu » 20 Sep 2016 21:28

+++ :ok: :bye:
VStrom 1000 - 2014.... La Vlanki....

Avatar de Usuario
Kastefariano
V.I.P.
V.I.P.
Mensajes: 1483
Registrado: 06 Jun 2016 17:11
Ubicación: Castelldefels (BCN)

#25 Re: ¿HE VUELTO? NUEVO RELATO

Mensaje por Kastefariano » 21 Sep 2016 07:31

Me tienes enganchadisimo!
Me lo he leído todo del tirón.
Tío, eres muy bueno!
P.D. Me voy a bajar todos los temas que mencionas. También soy rockero!
Más, más...
V'sss y tened cuidado ahí fuera

BMW R1250 GS - LaJessy
V-Strom 1000 - L7 - LaBlacky
V-Strom 650 ABS - L6 - A Percebeira
Ex BMW R850R - La Gordi
Ex BMW F650GS - La primera Gordi

Responder

Volver a “JUEGOS-ENTRETENIMIENTOS”